domingo, 28 de febrero de 2010

¿Cuáles son tus lobos?



Nuestros peores miedos, cuando nos decidimos a afrontarlos, nos revelan que en realidad no son verdad. Lo que nuestro cerebro genera es tan sólo una interpretación de la realidad. El mapa no es el territorio.

La experiencia sensorial influye tan sólo en un 10% a la hora de construir una interpretación de lo "real". El resto está influido por nuestra experiencia propioceptiva: nuestros recuerdos, prejuicios, creencias, valores...nuestros filtros mentales, en definitiva.

Y ahora, pregúntate, ¿de verdad tengo un lobo ahí delante?

2 comentarios:

Oso dijo...

Mi lobo era no poder dejarte un comentario en el blog... Creo que ha desaparecido...

Feliun dijo...

:)